martes, 6 de junio de 2017

LUCIFER - TEMPORADA 2


(contiene spoilers)

Definitivamente creo que Lucifer si no es la serie más entretenida y que mejor uso hace de un reparto amplio de todas las series que veo, poco le falta. Si la primera temporada me gustó, esta me ha encantado.

Es que todo funciona en esta serie, su protagonista (que no puede tener más química con el resto de personajes), sus secundarios (los guionistas de esta serie tiene el don de que todo personaje nuevo que introducen, encaja como un guante, ¡hola Ella!), las interacciones entre todos los personajes tanto principales como secundarios, incluso las que uno podría pensar, en un primer vistazo, que no pegan nada (Maze con Linda, Chloe, Dan y Trixie, ese extraño duo Amenadiel/Dan, dos personajes que en principio no pegaban ni con cola, que nos han dado esta temporada ha sido una sorpresa tremenda).

Por no hablar de que la trama principal ha estado muy bien desarrollada, ha tenido un final lógico y sin demasiados dramas y la serie ha terminado con un cliffhanger (muy interesante, por cierto) que no ha tenido nada que ver con ella sino que lo que ha hecho ha sido plantear la trama de la próxima temporada.

En esta segunda temporada conocemos a la madre de Lucifer, que ha escapado del infierno (donde su ex marido la tenía recluida bajo la vigilancia de Lucifer) y que parece tener un plan secreto (aunque ella lo niegue) del que nos iremos enterando a lo largo de la temporada.

La aparición de su madre (que además, ha "poseído" el cuerpo de una abogada sin escrúpulos llamada Charlotte, por lo que la veremos interaccionar con la policía y los casos que investigan Lucifer y Chloe), descompensa un tanto a Lucifer y a Amenadiel (éste de por si ya descompensado tras perder sus poderes), que "competirán" a lo largo de toda la temporada (bueno, más bien Amenadiel porque a Lucifer no le puede dar más igual) por ver quién de los dos es el hijo favorito de sus padres.

Finalmente, se descubrirá que el plan secreto de Charlotte es ni más ni menos que volver al cielo, acompañada de sus dos hijos, para volver a ver a sus otros hijos que viven allí (y a los que hace un milenio que no ve) y de paso derrocar a su ex-marido.

Para ello (y después de algún que otro suceso traumático como que Lucifer se ve obligado a matar a su hermano Uriel toda vez que éste quería matar a su madre y a Chloe), Charlotte y sus hijos descubren que la única manera de volver al cielo es reuniendo una espada llameante que Dios dividió en tres trozos y los repartió en la tierra.

Sin embargo, a Charlotte se le acaba el tiempo ya que el cuerpo que ha poseído no puede contener su poder durante mucho más tiempo por lo que no para de meter prisa a sus hijos para conseguir encontrar las distintas piezas de la espada. Eso si, sin decirles el motivo de que le resulte tan urgente volver al cielo, lo que deja un tanto perplejos a Lucifer y Amenadiel.

Al final, Lucifer se dará cuenta de que Amenadiel, sin él saberlo, posee la última pieza que les faltaba (lo que de paso prueba que Amenadiel es el hijo favorito de su padre, lo que no puede hacerle más ilusión a éste).

Sin embargo, una vez reunidas las piezas de la espada, veremos cómo Lucifer ha cambiado de opinión en cuanto a lo de mandar a su madre al cielo (él nunca había tenido intención de volver por mucho que le dijera a su madre y a su hermano), ya que si ella volviera, se produciría una guerra civil y muchos ángeles (entre ellos los hijos a los que Charlotte tanto dice echar de menos) morirían durante la lucha.

Al decirle ésto, Charlotte se da cuenta de que Lucifer tiene razón, por lo que acepta la opción que le ofrece su hijo: enviarla a una nueva dimensión en la que ella podrá crear un mundo que gobernar de acuerdo a sus ideas, lugar al que Lucifer también enviará la espada con la que ha abierto el portal.

Por cierto, que esto de formar equipo en el asunto de su madre, acercará a Lucifer y a Amenadiel, y aunque sigan discutiendo, es evidente que su relación ha mejorado ostensiblemente.

En otro orden de cosas, cuando todo parecía ir bien entre Lucifer y Chloe y estaban a punto de dar el siguiente paso para convertirse en pareja, gracias a Charlotte, Lucifer se entera de que Chloe existe debido a que su padre ordenó a Amenadiel concederle una hija a una pareja que no podía tener hijos (los padres de Chloe). De esta forma, en cierto modo, su padre puso en su camino a Chloe a propósito, por lo que Lucifer decide alejarse de ella ya que, según él, a ella no se le ha dejado la posibilidad de elegir al estar predestinada a él y su "amor" no sería verdadero ni libre.

Total, que Lucifer decide alejarse de ella, dejándola plantada cuando habían quedado para hablar del estado de su relación, desapareciendo unas cuantas semanas de la ciudad y volviendo con una esposa falsa, todo con la intención de decepcionar a Chloe (algo que por cierto conseguirá).

Hablando de Chloe, además del disgusto por la desaparición de Lucifer y el abrupto final de su "relación" antes incluso de que hubiera empezado, tendrá también que lidiar con Maze, que después de la enésima pelea con Lucifer (entre otras cosas porque Maze odia a su madre, y no le faltan razones, las cosas como son) ha decidido mudarse a casa de Chloe y de paso cambiar de ocupación y hacerse cazarecompensas.

Eso si, contra todo pronóstico, Maze y Chloe se harán muy buenas amigas (aunque las buenas intenciones de Maze por ayudarla algunas veces agobien a Chloe y otras directamente la saquen de quicio) y como ya sabemos que Maze adora a Trixie (aunque nunca lo admitiría abiertamente), las tres terminarán formando un buen trio de compañeras de piso.

Otros que esta temporada se convierten en buenos amigos son Dan y Amenadiel, toda vez que Dan invite a Amenadiel a participar en sus clases de teatro de improvisación para liberar tensión. Si, este emparejamiento de personajes me ha pillado por sorpresa y nunca lo habría imaginado pero sorprendentemente funciona y permite integrar, aún mejor, a todos los personajes unos con otros.

Aunque, si hablamos de personaje bien integrado en la trama, obligatoriamente tenemos que hablar de Linda que, salvo con Chloe y Ella, interacciona con todos y cada uno de los personajes de la serie de manera regular y actúa, en cierto modo, como piedra angular del grupo casi tanto como Lucifer.

Linda no sólo aconsejará a Lucifer, sino también a Maze (de la que se hace muy amiga y a la que ayuda a abrirse a otras personas y a encontrar su propio camino independiente de Lucifer), a Amenadiel y hasta a Charlotte, aunque sus interacciones con ésta terminan bastante mal, al ser torturada por Charlotte en su afán por enterarse de los planes reales de Lucifer (que por supuesto Linda conoce).

Sin embargo, Maze y Amenadiel llegarán a tiempo para salvarla, al conseguir Amenadiel detener el tiempo (en un signo claro de que está empezando a recuperar sus poderes) lo suficiente para que Maze pueda llevar a Linda al hospital.

La temporada termina con Lucifer en medio del desierto y con sus alas blancas de nuevo en su sitio, después de que alguien le dejara inconsciente y le secuestrara cuando iba camino de casa de Chloe para contarle, de una vez por todas, la verdad.

Tengo que decir que esta segunda temporada de Lucifer me ha encantado y me alegro un montón tanto de que la FOX decidiera aumentar el número de episodios de esta temporada como de que la hayan renovado.

Me parece que, como serie fantástica, tiene un guión coherente, definido y cuyos guionistas parecen tener siempre claro qué es lo que quieren hacer y por dónde van a tirar, sin dar bandazos sin sentido (algo que es difícil de encontrar en este tipo de series).

Los personajes son geniales, están bien integrados unos con otros y todos los actores sin excepción están estupendos y tienen química unos con otros. Quizá me ha sobrado un poco tanto protagonismo para Charlotte (que a su vez ha dejado a Chloe en un segundo plano durante gran parte de la temporada), pero tampoco me ha molestado.

Siguiendo con los personajes, la incorporación de Ella ha sido un acierto (espero que la den más protagonismo la próxima temporada) y las nuevas, y sorprendentes, interacciones de personajes que, a priori, no tenían mucho en común, (Dan/Amenadiel, Maze/Chloe)  han funcionado extraordinariamente bien.

Quizá la parte más floja de la serie sea el caso de la semana que en todos los episodios tienen que investigar Chloe, Lucifer y Dan (aunque en esta temporada se las han apañado bien para intentar enlazarlos lo más posible con la trama principal), sobre todo porque las otras tramas siempre resultan más interesantes y te quedan ganas de ver más de ellas.

La relación entre Lucifer y Chloe me parece muy mona, aunque tiene pinta de que van a alargar su culminación hasta el infinito y más alla como suele suceder en este tipo de series. Ya me imaginaba yo que algo pasaría para pararla (o más bien ponerla en stand-by) cuando parecía que iban a dar un paso adelante. Veremos qué sucede con ellos en la tercera temporada.

En conclusión, una muy buena temporada, que ha avanzado mucho tanto en trama como en desarrollo de personajes y que nos ha dejado con un cliffhanger muy interesante que veremos cómo se resuelve la próxima temporada y cómo influye en nuestros personajes (que Lucifer haya dejado por enésima vez colgada a Chloe no puede no tener consecuencias, por no hablar de ese bonito par de alas que ahora porta en su espalda).

LO MEJOR: La trama, las relaciones entre los personajes, los actores

LO PEOR: Demasiado protagonismo para Charlotte en detrimento de Chloe, lo típicos y tópicos que resultan los malentendidos y obstáculos entre Lucifer y Chloe

PUNTUACIÓN: 9.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario