lunes, 16 de enero de 2017

BONES 12X02 THE BRAIN IN THE POT


(contiene spoilers)

Episodio entretenido de Bones, en el que, aunque el caso de la semana ha sido un tanto raruno y el asesino un poco random, las tramas secundarias centradas en la vida personal de los personajes lo han compensado. No he visto venir para nada el giro final.

El caso de la semana se centra en el asesinato de un ingeniero experto en inteligencia artificial que había desarrollado un robot para ayudar a niños autistas.

Desde el principio el caso resulta un poco raro porque la víctima, al menos aparentemente, no parecía alguien que pudiera despertar animadversión.

Sin embargo, a medida que avanza la investigación, el equipo descubrirá que el hombre no es lo que parece y que, de hecho, tiene unos cuantos enemigos, empezando por los usuarios de un foro que se oponia al trabajo desarrollado por la víctima aduciendo que lo estaba haciendo no para ayudar a niños autistas sino para vendérselo al ejército para que lo utilizara en armamento militar.

O por lo menos esto les dirá a Booth y Aubrey uno de los foreros al que una denuncia de la víctima había arruinado la vida, hecho que le había convertido en el principal sospechoso.

Finalmente, el caso dará un giro bastante sorprendente y confirmará lo que el forero en cuestión sospechaba de que la víctima no era tan buena persona como parecía (algo que también había afirmado uno de sus empleados) y es que la víctima estaba utilizando su descubrimiento para fabricar muñecas sexuales, idea que le había dado su camello, al cual no le había sentado muy bien que simplemente le hiciera un regalo barato por la idea en vez de, por ejemplo, un tanto por ciento en los beneficios.

En otro orden de cosas, Daisy le pide a Brennan que la recomiende para un puesto de antropóloga forense jefe de una importante institución que ha solicitado. Esto no entusiasma nada a Brennan, que cree que Daisy todavía no está preparada, aunque le dice que si hará la recomendación.

Por otro lado, Angela gana una beca científica muy importante gracias a su trabajo con el angelatron. Sin embargo Brennan, a pesar de ser su mejor amiga, no parece alegrarse demasiado por Angela, puede que debido a que ella todavía no ha ganado ese premio, lo que sorprende a Hodgins y Angela.

En paralelo, nos enteramos de que va a ser el cuarenta cumpleaños de Brennan y ella misma está preparando una fiesta sorpresa (algo que no termino de entender porque si uno se prepara la fiesta a uno mismo el concepto sorpresa pierde sentido).

Pero, al final la fiesta si resulta sorprendente porque en ella descubrimos que lo de resistirse a darle el apoyo a Daisy para conseguir el trabajo y lo de no alegrarse por Angela era puro teatro ya que había sido precisamente Brennan quien las había nominado a ambas para el puesto y el premio respectivamente.

Por cierto, el regalo de Booth también resultará curioso ya que le ha conseguido a Brennan una revisión de la condena de Zach en unos meses. Eso si, para conseguir que el juez accediera ha tenido que mentir un poquito y decir que Brennan tiene pruebas que lo justifican, algo que, evidentemente Brennan no tiene de momento, aunque tiene unos meses para conseguirlo (eso si, con bastante presión).

El episodio me ha gustado bastante, a pesar de que el caso de la semana ha sido un poco de aquella manera, sobre todo ese final con el camello resultando ser el asesino por no recibir lo que pensaba que era justo y encima cometiendo el asesinato colocado.

Sin embargo, toda la parte de Brennan conspirando de forma positiva para que Angela y Daisy recibieran un reconocimiento me ha encantado y sobre todo, me ha sorprendido bastante porque ha resultado totalmente inesperado. El momento en el que ha destapado las tartas en su "fiesta sorpresa" y se ha descubierto todo ha sido genial.

Eso si, el regalo de Booth muy bonito, pero en menudo marroncito que ha metido a su mujer. Ahora Brennan va a tener que trabajar bajo presión para conseguir las pruebas que exoneren a Zach.

LO MEJOR: El final, con Brennan en modo hada madrina

LO PEOR: El caso no me ha terminado de convencer

PUNTUACIÓN: 8/10

domingo, 15 de enero de 2017

ELEMENTARY 5X11 BE MY GUEST


(contiene spoilers)

Episodio aburrido no, lo siguiente de Elementary esta semana. Madre mía qué sopor de caso y qué sopor de subtrama de Shinwell que cada día me sobra más en la serie.

El caso de la semana es raro porque empieza con Sherlock intuyendo que algo pasa con uno de los empleados de una empresa a la que ha ido con el capitán Gregson a detener a su vicepresidente por haber golpeado con un bate a un guardia de seguridad para robarle un cromo de beisbol que valía mucho dinero.

Debido a esto, Sherlock se hace el encontradizo con él y aprovecha el choque para arrebatarle su teléfono  en el que ve un vídeo de una mujer asiática encadenada por el cuello y con poca ropa.

A partir de aquí, Sherlock se empeñará en desenmascarar al hombre y de paso salvar a la mujer a la que tiene retenida, que a lo largo de la investigación descubren que se trata de una mujer que trabajaba en un crucero y que desapareció durante uno de los viajes cuando el barco paró en Nueva York.

Pero, a medida que transcurre el tiempo y no consiguen encontrar a la chica, Sherlock está más y más convencido de que el hombre y/o su cómplice la han matado y por culpa de que él les ha descubierto.

De hecho, cuando encuentran un gran charco de sangre en la playa cerca de la casa en la que sospechan que tenían retenida a la chica, Sherlock está seguro de que al final no han llegado a tiempo y la han matado..

Sin embargo, el caso dará un giro inesperado al final (como siempre en esta serie), cuando se descubra que la sangre no pertenece a la chica sino al supuesto secuestrador/asesino y que la responsable de todo era la ex mujer de éste, a la que pillan después de rociar la casa con gasolina para prenderle fuego y con la chica amordazada en el maletero de su coche.Resulta que lo del fetichismo no era sólo cosa de su ex marido sino que ambos estaban juntos en eso.

En otro orden de cosas, Joan y Sherlock están muy decepcionados porque Shinwell parece haber perdido interés en aprender a ser un buen informador y después de tres semanas de aprendizaje sigue sin saber forzar cerraduras.

Es por esto que Joan, que tenía muchas esperanzas puestas en él, le pregunta que si ha perdido interés en su aprendizaje, a lo que Shinwell responde que no pero que las últimas semanas no ha podido practicar todo lo que hubiera querido porque estaba intentando entablar relación con algunos miembros de su antigua banda, bastante importantes en asuntos relacionados con el tráfico de drogas.

A Joan esto le parece una imprudencia porque no ve a Shinwell preparado para hacerlo todavía y se va a poner en peligro de forma innecesaria. Esta conversación hará que Shinwell recapacite, aparque sus tratos con esa gente y retome su aprendizaje, consiguiendo al final del episodio forzar 23 cerraduras contando con la de la casa de Sherlock y Joan.

El episodio me ha aburrido un montón. De hecho, me ha costado un mundo terminarlo.

El caso de la semana me ha parecido aburrido no, lo siguiente y he terminado desconectando tanto que ya ni me importaba que fuera el asesino o asesina (que por cierto me ha parecido un tanto obvio).

En cuanto a Shinwell, pues otro que me aburre y mucho. Es un personaje super plano y muy poco interesante y lo es aún más cuando comparte escenas con Joan. Con Sherlock resulta un poco más soportable. En fin, esperemos que su trama se acabe pronto.

LO MEJOR: Poca cosa, que Gregson ha salido más que de costumbre

LO PEOR: Lo aburrido que ha sido todo

PUNTUACIÓN: 5/10

sábado, 14 de enero de 2017

GRIMM 6X01 FUGITIVE



(contiene spoilers)

Es oficial odio a Renard y espero que los guionistas le den la muerte más dolorosa posible (o sino la más patética que visto el ego que tiene le estaría también bien empleado).

Eso si, el episodio me resultó un poco flojito para ser el primero de la temporada en el sentido de que me resultó lento, se me hizo un poco largo y a que en realidad pasaron pocas cosas porque todo el tiempo estuvieron con lo mismo: buscar a Nick por parte de Renard y sus minions e intercambios múltiples de llamadas entre nuestros protagonistas.

De hecho, lo más interesante me ha parecido la subtrama de Eve (y eso que yo nunca he sido muy fan ni del personaje ni de la actriz).

El episodio comienza donde terminó el anterior, con Renard matando a Bonaparte controlado por su hija.

Cuando Bonaparte cae muerto, ni Nick ni Renard tienen muy claro lo que ha pasado (Nick ha recibido múltiples balazos y está vivo y coleando pero Renard se va corriendo de ahí y después de pasar por casa y tener una tensa discusión con Adalind sobre Diana (a ver, aquí Renard tiene razón, yo le odio mucho y tal, pero dejar que tu hija hiper poderosa y un poco psicopática vaya matando a gente por ahí porque no le caen bien, por mucho que sean Bonaparte y Rachel y les odiáramos, sin castigarla no es de recibo), saca a un juez de la cama para exigirle unas órdenes de registro.

Como el juez también pertenece a Black Claw, le dará las órdenes sin poner pegas, aunque claro, eso tarda un tiempo y es aprovechado por Nick y compañía (que todavía no saben nada porque Hank y Wu no han podido pasarse por comisaría) para bajar a los túneles (de los que Monroe y Rosalee habían encontrado una salida) para sacar a todos los muertos del lugar de los hechos. Bueno, en realidad el grupo se dividirá con Nick, Hank y Wu encargándose de los cadáveres de casa de Nick y Trubel, Eve, Rosalee y Monroe de los de la tienda de especias.

Por cierto, Eve está muy rara desde que Nick le salvó la vida con la astilla rara ya que empieza a "sentir" cosas (en 3, 2, 1 veo la vuelta de Juliette). Además, cuando toca a uno de los cadáveres de la tienda de especias, la mano de éste se aferra sobre ella (al hacer esto Eve se queda como catatónica) y vemos como si el muerto, que tiene unos símbolos bastante raros en la cara, quisiera tirar de ella hacia el infierno. Bueno, eso en realidad lo vemos Eve y la audiencia, porque el resto no.

Sin embargo, como siempre Rosalee, arreglará la situación ya que reconoce algo que ha leído en un libro y cortará por lo sano, y además literalmente, al coger un super machete y cortarle el brazo al muerto que agarraba a Eve, volviendo ésta a la normalidad. Si es que Rosalee es muy grande y siempre tiene soluciones para todo. Es una ídola.

Pero ésta no será la última cosa rara que le pase a Eve en el episodio ya que, aparte de que parece que ha perdido temporalmente sus poderes, ve unos símbolos en el paño que envolvía la astilla que Trubel y el resto no ven y que coinciden unos que vio en la cara del muerto que quería tirar de ella hacia el infierno. Es por esto que le recomendará a Nick que no lleve siempre consigo la astilla porque tiene pinta de ser peligrosa.

Volviendo al episodio, Renard se ha vuelto loco con la caída de Bonaparte (y también con un toque de atención telefónico que le ha dado otro jefazo de Black Claw para recupere el control de Portland) y ha decidido culpar de todo a Nick (los muertos en la comisaría donde todos eran de Black Claw, los oficiales asesinados por Wu..) y lanzar una orden de detención contra Nick para que le encuentren vivo o muerto. De hecho, mejor si se le encuentran muerto.

Además de la caza y captura de Nick, Renard también ordena el registro de la tienda de especias, la casa de Nick y la casa de Monroe y Rosalee (estas eran las órdenes de registro que le había pedido al juez que le diera).

Pero cuando Nick se entere de lo que está pasando gracias a Wu y Hank que por fin han llegado a comisaría y a los que uno de sus compañeros ha avisado de todo lo que estaba pasando, irá a esconderse a la tienda de Bud.

Este hombre que les avisa no está de acuerdo con lo que hace Renard pero debe acatar sus órdenes. Eso si, aconseja a Hank y a Wu de que si tienen la forma de ponerse en contacto con Nick, le digan que por su bien, huya y a ser posible salga del país (él no quiere tener que matar a alguien de los suyos por algo que no cree que haya hecho).

A partir de aquí, tendremos un montón de cruces de llamadas entre todos los miembros del grupo. En serio que no entiendo cómo Renard es tan torpe de pedir que pinchen el teléfono de Nick (que enseguida empieza a utilizar un número desechable) pero no el de todos los demás y ni se molesta en mirar el registro de llamadas de Hank y Wu en comisaría.

Eso si al final, con tanto despliegue de medios ordenado por Renard, terminarán descubriendo que Nick se esconde en la tienda de Bud, donde justo están reunidos con Nick, Monroe, Rosalee, Trubel, Eve y Bud. El episodio termina con Renard y un montón de policías rodeando la tienda justo cuando Nick y compañía, tras ser avisados por Hank de que vigilaban la tienda de Bud, estaban preparando una estrategia para despistar al único policía que estaba vigilando la zona. No se yo cómo se las van a apañar para salir de esta, sinceramente y más cuando Eve parece que ha perdido sus poderes y no puede ser de ayuda.

Por otro lado, a Hank y Wu se les encarga el caso de la muerte de Rachel, la jefa de campaña/amante de Renard (ese es el motivo por el que no están con el resto en la tienda de Bud) y la compañera que ha procesado el lugar del crimen les da una noticia sorprendente, en el apartamento de Rachel había muchísimas huellas de Renard. Vamos, que tenían pinta de ser más que jefe y subordinada. La chica ha ido a hablar con ellos directamente en cuanto ha obtenido los resultados y ha visto lo de las huellas del capitán. Para mi que van a tirar por aquí para evitar que Renard siga acosando a Nick. Veremos.

En otro orden de cosas, Renard sigue teniendo visiones de él mismo y otras personas sangrando y Nick y Adalind tienen una escena romántica muy bonita en la que Adalind se disculpa por haberle dicho a Bonaparte donde vivía porque quería hacer daño a sus hijos, algo que Nick entiende perfectamente. Además, Adalind le explica lo del conjuro extraño que cree que tiene el anillo de compromiso que Bonaparte le puso en el dedo cuando la obligó a que se casara con Renard. Adalind piensa que puede tener que ver con dañar a sus hijos si se le quita.

Eso si, lógicamente Adalind se quiere ir de esa casa cuanto antes, aunque finalmente ambos decidirán que lo más seguro tanto para ella como para los niños, es que se queden.

El episodio no ha estado mal pero se me ha hecho pelín largo, demasiadas vueltas a los registros y a las amenazas e idas de olla de Renard (que por cierto, lo de ver a personas sangrando da muuyyyyy mal rollo. Algo raro pasa con él fijo, aunque no es que me importe mucho. Ahora mismo le tengo muchísima tirria).

Por cierto, mi odio por Renard no quita para reconozca lo bien que lo está haciendo Sasha Roiz en el papel, que ya era hora de que le dieran algo que hacer, aunque sea hacer de malo. Con lo buen actor que es, era una pena que le tuvieran tan desaprovechado.

Además, cuando al final encuentran a Nick me ha resultado un poco forzado. Lo de que todos se estuvieran llamando unos a otros como si nada durante todo el episodio sin que nadie se molestara en pinchar sus teléfonos conociendo la relación tan estrecha que tienen con Nick (que me he pasado todo el episodio pensando, no os llaméis que os van a pillar) y fuera precisamente la conexión con Bud la que los llevó hasta a Nick me ha parecido un poco cogido por pinzas, la verdad.

La escena entre Adalind y Nick ha sido muy bonita y muy chungo antes Renard amenazando a Adalind por haberse enamorado de Nick. Eso si, le doy la razón a Renard en cuanto a que no tienen que dejar que Diana controle sus vidas. Adalind es demasiado blanda con la niña y deberían hacer algo para que no fuera matando por ahí a la gente (por mucho que los que han muerto nos cayeran mal).

De todas maneras, creo que lo de descubrir las huellas de Renard en la escena del crimen de Rachel va a llevar a algún sitio, sino, no tendría sentido que los guionistas mandaran a Hank y a Wu a investigarla en lugar de estar con el resto.

Por cierto, otro error monumental de Renard en este episodio ha sido libres y a sus anchas a Hank y a Wu sin supervisión en la comisaría para que le pudieran pasar información a Nick. Lo más lógico hubiera sido que les mandaran a casa con la excusa de que no podrían ser objetivos con el caso de Nick. Pero bueno, allá Renard.

Por otro lado, la trama de Eve me interesa y mucho. De hecho, es la primera vez que encuentro a Eve medio interesante y además Bitsie Tulloch me ha parecido mejor que de costumbre (aunque es evidente que le pega más un personaje como Eve, tan hiératico y poco expresivo, que Juliette). ¿Qué será la astilla? Porque lo del intento del muerto de arrastrar a Eve hacia el infierno ha dado mucho miedo, aunque haya servido para demostrar por enésima vez lo grande que es Rosalee. Creo que la recomendación de Eve de a Nick de no llevar la astilla siempre a cuestas es muy acertada.

En otro orden de cosas Bud es un amor de hombre y cruzo los dedos porque no le pase nada. Además, espero que Trubel se quede como fija esta temporada. El personaje mola demasiado para aprovecharlo tan poco.

En fin, veremos cómo salen de esta nuestros protagonistas de la encerrona que les ha preparado Renard, porque desde luego complicado lo tienen.

LO MEJOR: Que por fin la hayan dado algo decente que hacer a Sasha Roiz (aunque Renard sea lo peor)

LO PEOR: Me ha dado la sensación de que se han pasado haciendo prácticamente lo mismo todo el episodio. Así en plan bucle

PUNTUACIÓN: 8/10

viernes, 13 de enero de 2017

HAWAII FIVE O 7X12 KA' AELIKE (THE DEAL)


(contiene spoilers)

Vale que yo a esta serie le pido poco. Es lo que es y con que me divierta me conformo, pero en serio, el episodio con el que han vuelto del parón navideño ha sido malo no, lo siguiente, incluso para los estándares de esta serie.

Para empezar, en menos de diez minutos de reloj resuelven milagrosamente el secuestro de Chin, matan a los malos, recuperan a Sarah y el tío de ésta decide que le cede voluntariamente la custodia de la niña a Chin porque ellos viven en un lugar muy inseguro. A ver, ¿hola? Que a Sarah la han secuestrado no porque vivan en Juárez sino por un problema con el cártel en cuestión que tuvieron Chin y el resto del equipo.

Por no hablar que Adam, que se supone que está en libertad vigilada, coge un avión y se planta en México para ayudar y tampoco es que aporte mucho, las cosas como son. Aunque este gesto emocionará a Chin y antes de que termine el episodio tendrán un momento de hermanamiento masculino.

Una vez de vuelta en Hawaii, además de descubrir que Jerry es básicamente un homeless  que vive en la oficina y que Max ha decidido dejar el departamento (de esto dan pistas a lo largo de todo el episodio aunque no lo confirman hasta casi el final), tenemos un caso de la semana que riéte tu de Elementary en cuanto a vueltas y más vueltas.

La cosa empieza con un vendedor de coches muerto, algo que hará que Grover se infiltre en el concesionario para averiguar quien lo mató (la mejor parte del episodio de largo) y termina con un arma nuclear en la isla con capacidad para matar a muchísima, muchísima gente. Si, yo también me he quedado loca cuando he visto a donde querían ir a parar.

Resulta que al vendedor de coches le mata un compañero de trabajo en defensa propia después de que la víctima se abalanzara como un loco sobre él al descubrir que había vendido uno de sus coches. El caso en principio está resuelto pero claro, resulta chocante que la víctima reaccionara así sobre todo cuando su compañero le cuenta a Grover que se ofreció a darle toda la comisión que había ganado.

Esto hace que el equipo piense que hay algo raro con el coche y lleguen a la conclusión de que al estar fabricado en la India, la víctima y un cómplice pudieran estar introduciendo heroína en la isla. Sin embargo, cuando van a hablar con el grupo de narcotraficantes coreanos que piensan que puede estar detrás del asunto, éstos lo niegan, porque además alguien había intentado recuperar el coche antes de que lo hiciera la policía y había matado a un policía en el proceso. Y encima ni siquiera se habían llevado el coche. Si ellos hubieran estado detrás del asunto, hubieran querido reducir la atención al mínimo y matar a un policía resultaba demasiado llamativo.

A partir de aquí el asunto se complicará bastante porque Max avisa al equipo de que han encontrado restos de radiación en el coche e identifican al asesino del policía como un terrorista conocido.

Sin embargo, en un principio parece que el problema está resuelto porque el equipo encuentra al terrorista antes de que fabrique ningún tipo de arma o eso piensan ellos ya que ya está muerto, con síntomas de haber sido expuesto a la radiación y un maletín cerrado.

Pero claro, como no pueden abrir el maletín en el acto, no se enteran hasta mucho más tarde de que el maletín en cuestión está vacío y hay alguien suelto en la isla con la capacidad de fabricar un arma nuclear con capacidad de erradicar a la mitad de la población de la isla.

A ver, parto de la base de que el episodio ha sido malo, malo y que los primeros diez minutos han sido un poco el bochorno. Eso si, tengo que reconocer que de ahí en adelante la cosa ha estado entretenida por muy lioso que haya sido el caso y por muy surrealista que haya resultado todo, me ha gustado.

Señores guionistas, si ustedes nos dejan con un cliffhanger, no pido que lo alarguen hasta el infinito y más allá pero si un poco más que lo que han hecho en este episodio porque todo ha resultado demasiado fácil, desde cómo rescatan a Chin a que el tío de Sarah "vea la luz" y le ceda la custodia a Chin. Venga va, aceptamos pulpo como animal de compañía.

Por otro lado, Grover infiltrado lo ha sido todo. De hecho, deberían hacer más episodios con Grover infiltrado porque ha molado mil, pero claro es que el personaje mola mil y Chi McBride lo borda.

Eso si, casos tan enrevesados no pegan en esta serie. Eso que mejor se lo dejen a los de Elementary, porque me ha resultado agotador saltar de giro de guión en giro de guión. Total para dejarnos con otro cliffhanger que seguramente resuelvan en cero coma en el próximo episodio.

En otro orden de cosas, me ha dado penita ver marchar a Max, aunque es cierto que no es que le dieran demasiado que hacer a Masi Oka y el hombre habrá preferido centrarse en otros proyectos.

En fin, veremos a ver cuánto tardan en solucionar la crísis nuclear. Seguro, que no mucho. Buenos son Steve y compañía cuando se ponen.

LO MEJOR: Lo entretenida que es la serie

LO PEOR: Los primeros diez minutos que han sido muy bochornosos

PUNTUACIÓN: 5/10

jueves, 12 de enero de 2017

SLEEPY HOLLOW 4X01 COLUMBIA



(contiene spoilers)

Para mi sorpresa, muy buen episodio de "Sleepy Hollow" para abrir su cuarta temporada, aunque en realidad de Sleepy Hollow ya sólo tenga el nombre y a Ichabod y a Jenny.

De hecho, ya ni siquiera está ambientada en Sleepy Hollow. A pesar de ello, los nuevos personajes me han gustado y el nuevo misterio pinta interesante.

El episodio empieza con Ichabod siendo interrogado por los hombres que le secuestraron al final de la tercera temporada. Por lo visto, llevan ya dos semanas así. Y con toda la lógica del mundo, Ichabod se niega a decirles nada porque no pueden tener más claramente escrita la palabra villanos en la frente.

En un descuido de uno de ellos, Ichabod conseguirá escapar, no sin antes acabar en una habitación en la que ve que el grupo posee mucha información sobre sus investigaciones con Abbie y también un extraño dibujo del memorial de Lincoln, algo que hará que, una vez fuera del lugar en el que le tenían retenido que se encontraba justo debajo del aeropuerto Reagan de Washington DC, se dirija hacia ese lugar.

Allí se encontrará con la agente de seguridad nacional Diana Thomas (Janina Gavankar), que ha acudido junto con su compañero Erik tras recibir una llamada denunciando que se había producido vandalismo en el edificio y también con un ser demoníaco que matará a Erik antes de desaparecer.

Por cierto, que el acto vandálico en cuestión ha consistido en decapitar la estatua de Abraham Lincoln y llevarse su cabeza. Vamos, casi nada.

Lógicamente a la agente Thomas todo lo que cuenta Ichabod sobre seres demoniacos y cosas parecidas le suena a chino (y eso que Ichabod tiene la delicadeza de omitir su historia rara de ser una persona del siglo XVIII y se presenta como experto en historia que asesoró al FBI y al departamento del sheriff de Sleepy Hollow)  pero, una vez que su jefe la aparta del caso debido a todo lo que ha dicho que pasó suena muy raro, decide unirse a Ichabod para saber qué es lo que ocurrió con su compañero. Compromiso que seguirá manteniendo resuelto el caso, a pesar de las advertencias de Ichabod de que era peligroso y también un trabajo a largo plazo.

Y el primer paso que darán ambos como equipo provisional será acercarse hasta un departamento del que Thomas ha oído hablar y que se dedica a recopilar datos sobre fenómenos raros que ocurren a lo largo de todo el país y que resulta ser el heredero de un cuerpo especial dedicado a luchar contra lo oculto fundado por el propio Washington, algo que emociona sobremanera a Ichabod.

En ese lugar conocerán a las dos personas que trabajan allí, Jake (Jerry Mackinnon) encargado de la documentación y Alex (Rachel Melvin) experta en artefactos raros.

Jake es fan de poster de Ichabod al que, aunque sin conocer su nombre (le apodaba el capitán marrón), seguía debido a todos los fenómenos paranormales que se habían dado en Sleepy Hollow. En cambio, Alex será más excéptica con respecto a Ichabod y a Thomas, por lo menos, hasta que la pidan que construya un artilugio para derrotar al demonio al que persiguen, que entonces, cambiará algo su opinión (eso si, no mucho).

Por cierto, Jake y Alex tienen una biblioteca enorme con datos de sucesos relacionados con el ocultismo ocurridos en Estados Unidos desde la época de Washington, lo que hace que Ichabod se enamore al instante del lugar.

Y será gracias a la información de esta biblioteca, que Ichabod descubrirá que el demonio en cuestión es John Wilkes Booth (aka el asesino de Lincoln), que tras fracasar en sus primeros intentos de matar a Lincoln, hizo un ritual oscuro por el que él mismo se convirtió en demonio, logrando finalmente su propósito, a pesar de todas las precauciones que Mary, la esposa de Lincoln (también experta en temas de ocultismo), había tomado para que esto no sucediera.

Finalmente, Mary consiguió sellar a Wilkes Booth, colocando encima la estatua de su marido que se encontraba en el memorial que llevaba su nombre. La persona que decapitó a la estatua, fue quien dejó suelto al demonio.

Ichabod deducirá que Wilkes Booth es vulnerable al cobre, por lo que le pedirá a Alex que fabrique algún tipo de arma (una lanza o algo parecido) para poder acabar con él.

Eso si, el tiempo apremia, porque Ichabod también descubre que el demonio en cuestión tiene una fijación bastante importante con la bandera de las barras y las estrellas y ese mismo día se va a celebrar un festival conmemorativo en el que la gran mayoría de los asistentes van a llevar alguna bandera.

Por cierto, que mientras investiga, Ichabod le dejará un mensaje en el contestador a Jenny, algo que resultará determinante para el desenlace del caso, ya que será ella quien acabe con el demonio en el festival, utilizando un arma muy molona. Pero claro, es que Jenny mola mucho.

El reencuentro entre Jenny e Ichabod es muy emotivo, aunque Jenny le informa de que, en sus viajes, no ha conseguido encontrar ni rastro del testigo que debe sustituir a su hermana.

Aunque, tiene toda la pinta de que dicho testigo puede estar más cerca de lo que imaginan, ya que la agente Thomas tiene una hija de 10 años llamada Molly, que un par de semanas antes, se desmayó en el colegio y al despertar había perdido misteriosamente la capacidad de hablar, algo para lo que los médicos no encontraban explicación.

Y cuando al final del episodio por fin nos presentan a Molly vemos que, cuando su madre sale de la habitación, saca un cuaderno que tenía escondido en un cajón y en el que lo único que había eran dibujos que la niña había hecho de Ichabod. ¿Puede ser ella la nueva testigo?

En otro orden de cosas, también nos presentan al que tiene todas las papeletas de ser el nuevo malo, maloso de la serie, un millonario llamado Malcom Dreyfuss (Jeremy Davis, mi adorado Faraday de Perdidos), al que desde el principio nos muestran interesado por lo oculto y que antes de que termine el episodio vemos cómo tiene a un demonio a su servicio que ha hecho que el dueño de una compañía que Dreyfuss quería comprar y cuyo dueño no quería vender, fallezca y también la cabeza de Lincoln.

Eso si, la cabeza de Lincoln durará poco, ya que el minion demonio la destruye haciendo que aparezca una especie de tablilla que era lo que Dreyfuss quería desde el principio.

Además, también nos enteramos de que Dreyfuss y sus minions eran quienes habían tenido secuestrado a Ichabod (y yo que pensaba que había sido el gobierno).

El episodio me ha gustado mucho y, siendo sinceros, no contaba con ello porque aún no les he perdonado a los guionistas que mataran a mi querida Abbie, ni tampoco la chapuza de la trama de Pandora de la temporada anterior.

Sin embargo, he de reconocer que el cambio de escenario no le ha sentado mal a la serie, el misterio del grupo liderado por la versión chunga de Faraday tiene pinta de que va a ser interesante (si no la fastidian, que es algo que los guionistas tienen tendencia de hacer con todos los villanos molones que crean) y los nuevos personajes me han gustado.

A Janina Gavankar la conozco de la versión americana de los misterios de Laura, donde ya me gustaba y aquí de momento me ha causado muy buena impresión su personaje. De hecho, los guionistas me han sorprendido bastante al dar a entender que la nueva testigo va a ser la hija de Thomas y no ella, que hubiera sido lo evidente, algo que en cierta forma hace que no sea la sustituta per se de Abbie. Y esto me ha sorprendido muy para bien.

De los "habitantes" de la biblioteca me ha gustado mucho Jake, que me ha parecido encantador en modo fan, fan de Ichabod y que tiene pinta de que puede darnos buenos momentos. Sin embargo, Alex no me ha hecho mucha gracia. Me parece una borde sin gracia. Veremos cómo evoluciona el personaje.

Eso si, lo mejor del episodio ha sido la reaparición de Jenny y sus interacciones con Ichabod. Cómo mola siempre Jenny y que útil resulta siempre.

En otro orden de cosas, *modo fangirl on, en este episodio he visto muy, muy guapo a Tom Mison, * modo fan girl off.

En fin, veremos si las buenas sensaciones que me ha dejado este episodio se mantienen o los guionistas vuelven a fastidiarla.

LO MEJOR: Tom Mison, la relación Ichabod/Jenny, el cambio de paisaje no le ha sentado mal a la serie

LO PEOR: Se echa en falta a Abbie

PUNTUACIÓN: 9/10

miércoles, 11 de enero de 2017

MODERN FAMILY 8X10 RINGMASTER KEIFTH


(contiene spoilers)

Buen episodio de "Modern Family" para retomar la temporada tras el parón navideño, con tramas interesantes y algún que otro momentazo muy bueno.

Eso si, muy fan de ver a Kelsey Grammer (aka Frasier) y su maravillosa voz en la serie y por supuesto también a Fred Willard como el encantador padre de Phil (si es que de tal palo, tal astilla).

Es año nuevo y todos se reúnen en casa de Jay y Gloria, aunque por supuesto y como no podía ser de otra manera tratándose de esta familia, la reunión no podrá ser más accidentada.

Para empezar Stella se emociona al ver una pelota debajo de una mesa y al ir a por ella, tira algo electrónico en el jacuzzi que minutos antes ocupaban Jay y Gloria avivando las sospechas de Gloria de que Stella quiere quitarla de en medio (como siempre Gloria con sus teorías conspiroparanoicas).

Este incidente hará que Mitch le recuerde a su padre y a Gloria que deberían actualizar el testamento, sobre todo en lo relativo a quien se ocupará del pequeño Joe si ellos fallecen, algo que les da bastante yuyu a ambos pero que es evidente que tienen que hacer.

Es por esto que durante todo el episodio vemos a Gloria y a Jay debatir sobre el tema sin ponerse de acuerdo. A Jay le parece que lo más idóneo es que, en caso de que a ellos les pase algo, sean Mitch y Cam quienes se ocupen de Joe, ya que Mitch es muy responsable y Cam un padre muy amoroso. Además, Joe se lleva poco tiempo con Lily. Sin embargo, precisamente Lily es de quien no se fia Gloria (y no me extraña, que esa niña da mucho miedo), que preferiría que fueran Phil y Claire los que lo criaran. Phil es un padre estupendo y básicamente un amor de hombre y Gloria cree que sería el perfecto padre para Joe, lo que no hace mucha gracia a Jay, que a su vez contraataca mencionando lo estupenda que es su hija. Total, que no se ponen de acuerdo.

Eso si, al final, la solución será más sencilla de lo que ellos pensaban y es que Manny se ofrece a ser él quien se ocupe de su hermano en caso de que a ellos les pase algo. De hecho, lo tiene todo tan pensado, que a Jay le da algo de mal rollo.

Por cierto, hablando de Manny, nos enteramos de que Gloria lleva ahorrando toda la vida para que pueda ir a la universidad. El problema es que, como no se fía de los bancos, lo guardó en un bolso en casa y no se acuerda donde.

Sin embargo, cuando por fin consigue recordar dónde le dejó, casi le da un ataque porque el bolso en el que lo guardaba era de estilo hippy y se lo habían cogido prestado Hailey y Alex para ir a un concierto de música al que iban a acudir ese día. Esto hará que Gloria llame corriendo a las chicas para informarles de la situación  y éstas volverán a casa lo más rápido que les es posible, bastante aterradas de ir con cuarenta mil dólares encima por la calle.

En otro orden de cosas, como Cam y Mitch han pasado las navidades en Missouri con la familia de Cam, Jay y Gloria les tienen preparados sus regalos para dárselos. El de Cam es bastante hortera, un delantal con campanillas pero el de Mitch mola, ya que se trata de un servicio de mayordomo válido durante seis horas.

Y Mitch tendrá que tirar de él antes de lo esperado cuando Cam le pida auxilio porque ha vuelto a meter la pata después de ofrecerse a cocinar para todos. Resulta que iba a hacer un cerdo asado al estilo de su pueblo pero el cerdo estaba tan congelado que no había manera de que se asara, así que Mitch llama a su mayordomo temporal para que les consiga un cerdo.

Como Mitch pone al mayordomo en manos libres, Cam escucha toda la conversación y reconoce la voz de un antiguo novio, maestro de ceremonias de un circo y con el que estuvo seis meses, que le abandonó de la noche a la mañana sin darle ningún tipo de explicación.

Mitch piensa que puede tratarse de otra persona pero Cam insiste en que reconocería esa voz en cualquier sitio y que busque otra solución para su problema con el cerdo porque no quiere volver a ver a Keifth. Sin embargo, Mitch se niega ya que piensa que puede ser una buena oportunidad para que hablen y que Cam supere de una vez por todas su miedo al abandono.

Finalmente, Keifth les proporciona el cerdo en cuestión, y si, resulta ser el ex novio de Cam, pudiendo por fin éste escuchar la explicación de por qué le dejó. Y es que según Keifth, Cam era demasiado bueno para él y se merecía algo mejor y que es obvio que lo ha encontrado. Vamos, que por fin Cam, queda en paz con esa historia.

Por otro lado, Frank, el padre de Phil no ha acudido solo a casa de Jay y Gloria, sino que le acompaña Lorraine, su novia, que casualmente fue canguro de Phil en su infancia y también la primera mujer con la que Phil soñó.

Resulta que Frank y Lorraine se reencontraron cuando tuvieron que hacer de jurado en un juicio de asesinato y se han vuelto inseparables desde entonces. Sin embargo, esto a Phil le agobia mucho, no porque esté en contra de que su padre rehaga su vida, sino porque si él tuvo fantasías con Lorraine, sospecha que a su padre pudo pasarle lo mismo cuando estaba casado con su madre.

Es por esto que Phil se pasará casi todo el episodio evitando a su padre, hasta que Claire, toma cartas en el asunto y les encierra a los dos en la autocaravana. Allí padre e hijo tienen una conversación y Phil se da cuenta de que su padre ni se acordaba de que Lorraine había sido su niñera.

De hecho, terminará animándole a que le proponga matrimonio a Lorraine después de que Claire encontrara un anillo en el bolsillo de su chaqueta y tanto Phil como ella sospecharan que Frank iba a pedirle a Lorraine que se casara con él.

Finalmente, Frank dará el paso y animado por la valentía de su padre, Phil acompañará a Claire al parque de atracciones para montarse en la montaña rusa a la que había tenido miedo de subirse al principio del episodio. Eso si, el pobre perderá el conocimiento y como su mujer es así de encantadora, compra la foto que inmortaliza el momento para enseñarle el momento de humillación de Phil a toda la familia (si es que Claire es un encanto...*modo irónico off).

El episodio me ha gustado, sobre todo las tramas de Phil y su padre y Cam, Mitch y el misterioso Keifth (¡hola doctor Frasier!, que por cierto, menuda voz).

Phil y su padre juntos me encantan y su trama ha sido, con diferencia, lo que más me ha gustado de todo el episodio. Qué bonita es la relación de padre e hijo que tienen y que bien escogido que está el actor que hace de padre porque él y Ty Burrell de verdad que parecen familia. Eso si, mira que es petarda Claire, ya le vale comprar la foto para que toda la familia pueda reirse de su pobre marido.

Y Luke no ha aparecido y Manny lo ha hecho muy poco y por una buena razón. Casi estoy por montar fiesta.

En cuanto a Mitch, Cam y Keifth, la trama ha estado entretenida y estoy con Mitch en que era necesario que Cam cerrara ese capítulo de su vida y quedara por fin en paz. Eso si, la familia debería replantearse que sea él el que prepare las comidas festivas porque es que el pobre tiene la negra y nunca le salen bien.

La trama de Gloria y Jay ha sido más en plan momentazos, como el de la cinta de si aparezco muerta ha sido mi marido de Gloria, la obsesión de Gloria de que Stella quiere matarla o la conversación en la que Gloria admite que no se fia de Lily y a Jay no le hace ninguna gracia que Gloria le recuerde que Phil es super papá.

Muy curioso me ha resultado que Jay prefiriera a Mitch, con el que siempre ha tenido más diferencias que a su ojito derecho Claire  para criar a Joe.

Por cierto, me ha encantado que al final haya sido Manny el elegido, porque después de todo era la solución más obvia. Eso si, estoy con Jay en que parece que Manny lo tiene todo demasiado bien pensado..

LO MEJOR: Los momentazos de la trama de Jay y Gloria, la relación entre Phil y su padre

LO PEOR: Que Claire sea tan petarda

PUNTUACIÓN: 9/10

martes, 10 de enero de 2017

THE BIG BANG THEORY 10X12 THE HOLIDAY SUMMATION


(contiene spoilers)

Buen episodio de "The Big Bang Theory" para retomar la temporada tras el parón navideño en el que, a través de flashbacks, nos enteramos de qué es lo que han hecho nuestros protagonistas durante las vacaciones de Navidad.

Sheldon y Amy han ido a Texas, a pasar las fiestas con Mary y, a pesar de tener un vuelo estupendo gracias a un zumo, hasta arriba de somníferos suponemos por la cara de Amy, que ésta le da a beber a Sheldon al subirse al avión, la visita ha resultado un tanto accidentada y bastante menos alegre de lo que ellos pensaban.

Amy le dice a Sheldon que deberían contarle a su madre que están viviendo juntos, algo que a Sheldon no le parece muy buena idea debido a las creencias religiosas de su madre (y que a la lió bien gorda cuando sus hermanos le anunciaron que se iban a vivir con sus respectivas parejas).

Pero, a pesar de las reticencias de Sheldon, al final Amy se sale con la suya y le terminan confesando a Mary que se han ido a vivir juntos.

Sin embargo, la reacción de su madre no es la que Sheldon esperaba, ya que en lugar de reproches, se encuentra con que a Mary le hace muy feliz la idea, entre otras cosas porque, viendo cómo es Sheldon, Mary nunca pensó en que pudiera encontrar a alguien para compartir su vida.

Lógicamente esto ofenderá mucho a Sheldon porque, que tu madre te diga que pensaba que eras una causa perdida (por mucho que seas Sheldon), fastidia bastante. De todos modos, Sheldon no será el único ofendido ya que Amy también recibe lo suyo al quedar implícito que Mary la considera tan rara como a su hijo si ha decidido compartir su vida con él.

De hecho, esto resulta casi más ofensivo porque Amy había llamado previamente a Mary para contarle que estaban viviendo juntos y que no se llevara la sorpresa.

Por otro lado, Penny y Leonard a su vez les cuentan que ellos tampoco han pasado unas felices navidades  ya que han tenido una de sus peores discusiones desde que empezaron como pareja a cuenta del árbol de Navidad. Y es que, no se les ocurrió otra cosa que ir a por el árbol a una granja en la que el reclamo era que uno se podía cortar su propio árbol, lo que de por si ya era un riesgo dado lo poco mañoso que es en general Leonard. Y si, como no podía ser de otro modo, la cosa terminó en desastre y con Leonard debajo del árbol de Navidad.

En otro orden de cosas, Howard y Bernadette (con ayuda de los dos ocupas que se les han colado en casa, es decir, de Raj y Stuart) están adaptándose a su nuevo rol como padres de una niña, cuyos lloros recuerdan sospechosamente a la voz de su difunta abuela.

Los dos están agotados y Bernadette muy deprimida porque parece que Hailey se duerme mucho más fácilmente con Stuart que con ella. Esto hace que tenga una crísis en la que cree que no es lo suficiente buena madre para su hija.

Sin embargo, finalmente la cosa se solucionará cuando Bernadette de con la clave para dormir a su hija: meterse en la cuna con ella (si, Bernadette es tan pequeña que hasta cabe en la cunita). Esto la tranquilizará bastante y le quitará la idea de que su hija no la quiere o que prefiere a cualquiera antes que a ella.

El episodio me ha gustado mucho, a pesar de que los personajes han interactuado poco entre ellos.

Sheldon totalmente indignado de que su madre piense que es un bicho raro (a ver Sheldon majo, asúmelo, eres un bicho raro) y con los calzoncillos en la cabeza para mostrar su descontento me ha hecho mucha gracia. Así como cualquier mención al zumo mágico que Amy le dio y que hizo que tuviera un vuelo estupendo (las caras malignas de Amy ante esto han sido lo mejor del episodio).

La trama de Penny, Leonard y el árbol de Navidad también ha estado muy graciosa (y se veía venir que con lo poco hábil que es Leonard con todo, iba a resultar en desastre) y la de Bernadette y Howard como nuevos padres me ha parecido muy tierna, a pesar de que, como siempre, me ha sobrado la presencia de Stuart y Raj en esa casa.

En serio señores guionistas, búsquenles sus propias tramas a esos dos para que dejen a Howard y a Bernadette en paz.

LO MEJOR: Las caras maléficas de Amy ante cualquier mención al zumo milagroso, Bernadette metida en la cuna con su hija

LO PEOR: Que Raj y Stuart siguen sin tener "vida propia" al margen de Howard y Bernadette

PUNTUACIÓN: 9.5/10

lunes, 9 de enero de 2017

SHERLOCK 4X02 THE LYING DETECTIVE


(contiene spoilers)

Flipando en pepinillos. Así es como me ha dejado este episodio de Sherlock. Y es que después de una primera hora en la que absolutamente nada tenía sentido (salvo que Benedict Cumberbatch debería ganar todos los premios de la historia por este episodio), en la última media hora todo ha encajado. Y madre mía qué final. No lo he visto venir para nada. Posiblemente, este haya sido el mejor episodio, poniéndolo todo en perspectiva, desde Reichenbach.

Por otro lado, ¿he dicho ya que Benedict Cumberbatch es lo más? Pues eso, que lo voy a repetir unas cuantas veces en este comentario por si no había quedado claro, porque madre mía vaya tela, lo que ha hecho en este episodio es para quitarse el sombrero y no sólo en la parte en la que tenía que estar frenético para demostrar que estaba colocado, sino sobre todo en los momentos emocionales como su aceptación de culpabilidad en la muerte de Mary o al final consolando a John.

Bueno eso, y que la señora Hudson es una completa y absoluta idola. Me declaro fan de poster de ella (el momento en el que se ha bajado del coche deportivo puede ser de lo más soprendente de todas las temporadas).

 Bueno, de ella y de Sherlock, que en este episodio me ha ganado totalmente para su causa porque me ha parecido un amor en todo su raro y colocado ser. Sherlock es borde, engreído y antisocial pero cuando quiere a alguien y establece vínculos, lo haría todo por esa pesona.

En lo referente al resumen, lo primero que tengo que decir es que es muy complicado hacer una narración lineal de lo que ha pasado porque hay bastantes cosas que suceden en paralelo, por no hablar de los giros y contragiros que han sucedido, así que intentaré hilvanarlo lo mejor que pueda.

Han pasado unas semanas de la muerte de Mary y John está yendo a una nueva psiquiatra para intentar superar su pérdida, aunque hacer que tu subconsciente se manifieste en la forma de tu mujer muerta y tener conversaciones con ella no parece significar que uno haga muchos progresos que digamos, en cuanto a superarlo, quiero decir.

Mientras tanto Sherlock está colocado perdido en su apartamento donde, junto con Wiggins, ha montado una especie de laboratorio y a saber qué mezcla está preparando para inyectarse. Desde luego no parece nada bueno. Por cierto, Sherlock lleva desde la muerte de Mary sin salir de casa y sin ponerse en contacto con ninguno de sus amigos según le cuenta John a la psiquiatra.

Por lo menos hasta que una mujer llama a su puerta presentándose como Faith Smith queriendo contratarle. La chica le cuenta a Sherlock que es hija del magnate y filántropo Culverton Smith y que su padre, antes de administrarles una droga para borrar la memoria, le contó a ella y a otros amigos unos secretos horribles de los que sólo recuerda palabras sueltas que escribió en una hoja de papel (que le lleva a Sherlock a su casa) antes de perder definitivamente la memoria. Eso si, lo que recuerda perfectamente es que su padre les habló de matar a alguien.

En un principio Sherlock le dice a Faith que no puede ayudarla y la remite a la policía pero pronto se arrepentirá al descubrir signos que indican que la chica va a suicidarse puesto que ya lo ha intentado y además lleva un revólver en su bolso (este revólver será el único pago que Sherlock aceptará por ayudarla). Esto hará que salga de su apartamento y pase la noche con ella paseando y comiendo algo por la calle.

Sin embargo, a la mañana siguiente, Sherlock se dará cuenta de que está solo y que todo ha sido una especie de alucinación, de la que lo único que queda es su convicción de que Culverton Smith es un asesino en serie y tiene que desenmascararle.

Por cierto, que todo el paseo nocturno de Sherlock ha sido seguido por Mycroft y Lady Smallwood a través de las cámaras de seguridad de la ciudad, aunque dichas cámaras sólo han conseguido grabar a Sherlock y no a su acompañante (lo que confirma aún más que todo se trataba de una alucinación de Sherlock o por lo menos, eso creemos en este punto).

Durante esta escena vemos como Lady Smallwood sigue enfadada con Mycroft por haber sospechado de ella como la traidora que vendió al grupo de Mary y le reclama a Mycroft una disculpa, que muy a su manera le dará. Sin embargo, en realidad no parece que Lady Smallwood esté tan enfadada como parece ya que antes de que termine el episodio, le pasará a Mycroft su número privado, indirectamente sugiriéndole una cita, dejando a Mycroft bastante anonadado y sin saber qué hacer, aunque al final cogerá la tarjeta que Lady Smallwood le ha dado.

Volviendo a Sherlock, desde su revelación de que Culverton Smith es un asesino en serie han pasado tres semanas, momento que coincide con la sesión de John con su psiquiatra con la que habíamos abierto el episodio.

Dicha sesión se verá interrumpida bruscamente por la aparición de un coche deportivo conduciendo a toda velocidad, perseguido por la policía (helicóptero incluido)  y que aparcará justo en la puerta de la casa de la psiquiatra.

Del coche se bajará la señora Hudson (a la que Mycroft quita a los policías de encima con una oportuna llamada) que llamará a la puerta aduciendo que tiene que hablar con John porque necesita que vea a Sherlock lo antes posible porque está fatal. Y si, la señora Hudson como viuda de un traficante de drogas tiene un coche deportivo, casas en el centro y quien sabe qué más, dejando con la boca abierta a John. Y no sólo a John porque yo cuando la he visto bajar del coche me he quedado con la boca abierta.

John en un principio es reacio a ir a ver a Sherlock pero termina aceptando pasarse a verle por casa un día de estos, aunque no hará falta ya que es entonces cuando vemos que la señora Hudson le ha metido en el maletero del coche (y mediante un flashback nos explican cómo la señora Hudson le quitó a Sherlock la pistola con la que estaba disparando a las fotos de Culverton Smith con las que había empapelado el apartamento, le había esposado y obligado a meterse en el maletero de su coche. En serio, esta mujer mola mucho. No puedo ser más fan).

Como es lógico John está flipando y le pregunta a la señora Hudson cómo es posible que supiera donde estaba él en ese momento, a lo que la señora Hudson responde que fue el propio Sherlock quien le dio la dirección (más adelante, cortesía de la Mary alucinación nos enteraremos de que la deducción que había hecho Sherlock acerca de quien iba a ser la nueva psiquiatra de John no era tan difícil. Era la única terapeuta mujer que trataba a sus pacientes cerca de la consulta de John).

Total que John le examina y llega a la conclusión evidente, que totalmente colocado, aunque le dice a Sherlock que necesita una segunda opinión, que obviamente será la de Molly que en cero coma está allí junto con una ambulancia. Por cierto, a Molly también le dio la dirección a la que acudir el propio Sherlock.

Aunque lo de que Molly examine a Sherlock no convence demasiado a la señora Hudson por ser Molly más de tratar a los muertos, pero claro, tampoco es que tengan muchos médicos en su círculo cercano por lo que Molly tendrá que servir.

Antes de todo esto, John y todos nosotros, nos enteramos de que Sherlock ha publicado en su blog que Culverton Smith es un asesino en serie, motivo por el cual, el señor Smith llama a John a su móvil para pedirle que él y Sherlock se reúnan con él en un hospital de su propiedad.

De hecho, al colgar el teléfono, una limusina está esperando a John para llevarle al hospital mientras que a Sherlock le llevará la ambulancia en la que Molly le examina y le dice que como siga metiéndose todo lo que se mete, en dos semanas estará muerto, algo que no parece afectar demasiado a Sherlock, la verdad.

Una vez en el hospital, a Sherlock se le pira mucho, muchísimo y después de varias charlas bastante siniestras en las que Culverton Smith deja muy claro que puede ser perfectamente el asesino en serie que describe Sherlock (vamos, que hace dudar hasta a John), en el momento en el que Smith les presenta a su hija Faith, que no es la misma mujer a la que Sherlock conoció en su casa, Sherlock coge un bisturí y se abalanza contra Smith, al que hubiera matado allí mismo de no ser por la intervención de John, que además de placarle, le pega una buena paliza y le vuelve a acusar de la muerte de Mary. En serio, en esta escena hubiera estrangulado a John. Sherlock me ha dado mucha penita aceptando los golpes y admitiendo haber matado a Mary. Maravilloso trabajo de Freeman y Cumberbatch en esta escena.

Después de esto, Culverton Smith no sólo se niega a presentar cargos sino que se ofrece a tratar a Sherlock en su hospital. Bueno, quien dice tratar, dice intentar matar, que es lo que supuestamente quiere Sherlock o por lo menos eso le dice a Smith, aunque tenga que afirmar no querer morir para que a Smith le motive lo suficiente matarle.

Smith primero le subirá la dósis de medicación para posteriormente pasar a intentar asfixiarle utilizando el método de toda la vida, mientras confiesa sus crímenes. Vamos, que colocado o no, Sherlock tenía razón y era un asesino en serie.

Sin embargo, Smith no llegará a matar a Sherlock ya que John aparece en el momento oportuno para impedirlo. Y aquí nos remontamos a unas escenas atrás en las que vemos a John llegar al apartamento de Sherlock donde Mycroft y sus minions están intentando averiguar qué es lo que se ha tomado Sherlock para poder evitar que se muera.

Durante su conversación con Mycroft, John descubrirá que existe otro hermano Holmes al recordar una mención de Mycroft a "otro" en una charla anterior. Eso si Mycroft, como buen político intrigante, ni confirma ni desmiente nada.

En el registro, descubrirán el CD que Mary grabó para Sherlock y que motivará que la señora Hudson eche a todo el mundo del apartamento, incluido Mycroft, al que incluso llama sabandija (el famoso You reptile del trailer).

Y es aquí cuando por fin vemos el vídeo completo que grabó Mary y en el que básicamente le pide a Sherlock que salve a John pero para hacer eso tendrá que "morir" (el famoso go to hell) para que John le salve. Salvarle a él de forma voluntaria es lo que hará que John se salve de sí mismo. Y si, luego el rarito es Sherlock, vaya tela. Eso si, a Sherlock se le ha ido un poco la mano esta vez y se ha tomado demasiado al pie de la letra lo de morir porque esta vez si que está a puntito, a puntito.

Finalmente, John evitará que Sherlock muera y conseguirán que la policía detenga a Smith ya que Sherlock se las ha apañado para grabarlo todo introduciendo un dispositivo de grabación en el bastón de John (aunque esto estaba un poco cogido por los pelos porque el que Sherlock deduzca que John le iba a dejar allí el bastón es un poco pasarse, pero bueno, aceptaremos pulpo como animal de compañía). Dispositivo que Smith y sus minions no habían encontrado a pesar de si haberlo hecho con los tres que llevaba Sherlock en el abrigo (y que eran claramente un señuelo para que los minions de Smith dejaran de buscar).

Por cierto, que después de su primera confesión, Smith abrirá el grifo y no parará de confesar, dejando al pobre Lestrade totalmente alucinado de las fechorías que ha cometido.

Mientras tanto, Sherlock sale del hospital y sus amigos hacen turnos en no dejarle solo para que no tenga la tentación de colocarse.

Es por esto que vemos a Sherlock y a John hablando tranquilamente. John se tiene que ir porque ha de recoger a Rosie y le pregunta a Sherlock si estará bien en los veinte minutos que faltan hasta que llegue Molly. Sherlock le dice que si y es entonces cuando presenciamos una de las escenas más bonitas de esta serie, con John diciéndole a Sherlock que él no mató a Mary sino que ella decidió libremente salvarle la vida.

Además, John también le confiesa a Sherlock (y al fantasma de Mary) que engañó a su mujer. Es decir, no físicamente, sino que se estuvo escribiendo con una mujer a la que conoció en un autobús y que hubiera llegado más lejos. John le dice a la Mary imaginaria que él nunca fue el hombre que ella pensaba que era aunque a partir de ahora lo intentará ser, echándose a llorar desconsoladamente después de esto.

Es entonces cuando Sherlock se levanta del sillón, abraza a su amigo para consolarle y decirle que tiene que admitir que es humano. De hecho, en esta escena el propio Sherlock admite tener sentimientos humanos.

Por cierto, hablando de sentimientos humanos, en esta escena aparte del precioso momento de amistad entre John y Sherlock también nos enteramos de que es el cumpleaños de Sherlock cortesía de un mensaje que llega a su teléfono con el tono característico reservado para Irene Adler, con la que Sherlock reconoce seguir en contacto. John animará a Sherlock a avanzar con esta relación porque ella está viva y tiene que aprovecharlo mientras pueda.

Eso si, después de este momento tan bonito, no estaba preparada para lo que nos esperaba y es que cuando John va a terapia, un desliz de la psiquiatra sobre el supuesto tercer hermano Holmes que John no recuerda haberle mencionado hace que éste sospeche de ella y la mujer se descubra como la Faith falsa que estuvo paseando con Sherlock y la mujer con la que él mismo se estuvo intercambiando mensajes, revelando finalmente su verdadera identidad: Euros, la tercera hermana Holmes (en serio, con lo majos que son los padres de Sherlock, ¿cómo han podido tener tres hijos tan sumamente raros? Aunque claro, lo de ponerles esos nombres puede que haya tenido algo que ver)

En paralelo, Sherlock descubrirá el papel que la Faith falsa le entregó, probando que no estuvo sólo esa noche y que al ser examinado con una luz especial contiene la frase, Miss Me? escrita en tinta invisible.

De verdad que este giro no lo he visto venir para nada y me ha parecido una auténtica pasada.

El episodio ha sido raro de narices porque la primera hora me ha resultado extraña no, lo siguiente. Es que no entendía nada de nada. Sherlock colocadísimo super empeñado en desenmascarar a un magnate como asesino en serie y éste encima siguiéndole el juego. Parecía todo una alucinación de Sherlock y sobre todo, que nada venía a cuento. ¿Por qué le da a Sherlock por perseguir a Culverton Smith sin ningún tipo de prueba más que el testimonio vago de la que él creía su hija?

Lo mejor de este tramo sin duda las actuaciones de Benedict Cumberbatch, Martin Freeman y Toby Jones (que no ha podido darme más grima como Culverton Smith, aunque como pasó con Magnussen, han aprovechado muy poco a un gran villano despachándole tan pronto).  Además del super momentazo de la señora Hudson demostrando que lo de estar casada con un traficante de drogas le había enseñado muchos trucos.

Sin embargo, a partir de que detienen a Smith, la cosa ha ido in crescendo para terminar con el mejor final de episodio de esta serie desde Reichenbach. Me podía esperar que la psiquiatra fuera la Faith falsa o incluso la mujer del autobús pero, ¿qué fuera la hermana de Sherlock? Ni en un millón de años. Y que Sherlock no la reconociera, aún menos.

Por cierto, ¿guarda Euros algún tipo de relación con Moriarty por aquello de utilizar el Miss Me? ¿Cuáles son sus propósitos? ¿Qué tiene contra un hermano que ni parece recordarla? ¿Qué o quién es Sherriford? Me quito el sombrero con Sian Brooke porque ha estado soberbia durante todo el episodio y tiene pinta de que puede acabar siendo la mejor villana que ha tenido esta serie

En otro orden de cosas, además de la super revelación final, lo que más me ha gustado del episodio ha sido sin duda la escena final de Sherlock y John con éste diciéndole a Sherlock que él no había matado a Mary (que es que es verdad leñe y me estaba dando mucha rabia que todo el mundo se empeñara, empezando por el mismo Sherlock, de culparle a él) y también confesándoles tanto a él como a la Mary imaginaria su infidelidad y él no ser el hombre que ellos creen que es.

El abrazo de Sherlock y él decirle que tiene que pensar que es humano me ha parecido precioso y creo que éste ha sido el momento más "tierno" y sincero de Sherlock en toda la serie. Bueno, en realidad desde su vuelta, Sherlock ha sido mucho más humano que en las dos primeras temporadas.

La escena en la que se culpa de la muerte de Mary después de que John le apalée (ahí me ha caído muy, muy mal John) me ha dado mucha penita. De hecho, Sherlock me gusta cada vez más y definitivamente se ha convertido en mi personaje favorito (hasta ahora lo era John).

Por otro lado, la mención de Irene Adler no me ha gustado nada. Ya puestos a que Sherlock se líe con alguien que al menos lo haga con Molly que es buena chica y siempre ha estado ahí para apoyarle no con la petarda de la Adler (lo siento es que no puedo con su personaje. Siempre me ha caído fatal).

Y siguiendo con lios amorosos, lo de Lady Smallwood tirándole los trastos a Mycroft es otra de las mil cosas que no he visto venir en este episodio. ¡Ha sido buenísimo! Por cierto, que como siempre Mycroft mola mil.

En otro orden de cosas, Lestrade y sobre todo Molly han salido poquísimo. Se les podía confundir con unos extras y me ha dado mucha pena porque los dos personajes me gustan mucho y esta temporada les están teniendo olvidadísimos.

A destacar los efectos visuales de este episodio que han sido una auténtica pasada. Y es que esta serie está mucho mejor hecha que muchas de las películas que vemos en el cine. De hecho, cada uno de sus capítulos podrían ser perfectamente una película y no solo por la duración.

En fin, veremos cómo termina la temporada y como siempre con Sherlock tengo sentimientos encontrados. Por un lado tengo muchísimas ganas de ver el capítulo final, sobre todo después de este pedazo de cliffhanger con el que nos han dejado, pero por otro, que pase el último episodio significa que vamos a tener que esperar muchísimo para la siguiente temporada. Y en esta ocasión es peor porque parece que ésta puede ser la última temporada y no me hago a la idea de que no vaya a haber más Sherlock.

LO MEJOR: La media hora final, el cliffhanger, el descubrir que Sherlock tiene una hermana, el abrazo entre Sherlock y John

LO PEOR: Durante la primera hora nada parecía tener sentido

PUNTUACIÓN: 9.5/10

domingo, 8 de enero de 2017

BONES 12X01 THE HOPE IN THE HORROR


(contiene spoilers)

Buen episodio de Bones para comenzar su duodécima y última temporada, ya que aunque la resolución del caso del marionetista ha resultado un tanto bluff, el volver a ver a Zach y que éste haya quedado más o menos redimido, ha merecido la pena.

Eso si, Hodgins me ha dado mucha, mucha penita.

El episodio empieza donde terminó la temporada anterior, con Bones siendo secuestrada por Zach, aunque esto en realidad no es lo que parece ya que el objetivo de Zach es que Brennan le administre una dósis de pentatol sódico (el suero de la verdad) para demostrar que él no es el marionetista que ha estado cometiendo asesinatos.

Gracias a un método bastante ingenioso ideado por Hodgins, el equipo descubre el itinerario que hicieron Zach y Brennan por el Smithsonian y también terminarán dando con el lugar en el que se encuentran ambos.

Por cierto, que en este episodio, y gracias al psiquiatra que trata a Zach, también nos enteramos de que Sweets estuvo visitando de forma regular a Zach en el psiquiátrico y que el enterarse de su muerte le afectó mucho, volviéndose aún más retraído.

Una vez en la sala de interrogatorios, Zach sigue jurando y perjurando que él no es el asesino y se las terminará apañando para que le dejen ayudar a Brennan a revisar las pruebas del caso, aunque el resultado no es el que él esperaba ya que ambos concluyen sin lugar a dudas de que Zach es el asesino (las muertes coinciden con periodos de tiempo en los que Zach ha tenido lagunas).

Este descubrimiento hace que el propio Zach les pida que le devuelvan al psiquiátrico y esta vez le pongan en el ala de máxima seguridad.

Sin embargo, y por sorprendente que parezca, es Booth y no Brennan quien no termina de ver claro que Zach sea al asesino (cuando hasta ahora había sido ella la que abogaba por la inocencia de Zach).

Esto hará que Brennan y Wendell decidan echar un nuevo vistazo a la escena del crimen, donde encontrarán un cuerpo más detrás de una pared, bueno, más bien medio, ya que sólamente se conserva la mitad superior del esqueleto. El análisis que lleva a cabo el equipo dará como resultado que esa víctima tenía un hermano gemelo.

Además, el cuerpo data de quince años atrás, lo que hace imposible que Zach, por edad, pueda ser el asesino. Finalmente, la reconstrucción facial llevada a cabo por Angela a partir del cráneo de la víctima, hará que el equipo descubra que el asesino es el psiquiatra que atiende a Zach en el hospital (su primera víctima había sido su hermano gemelo).

Booth llegará justo a tiempo para evitar que el psiquiatra mate a Zach inyectándole algo que tenía toda la pinta de que le hubiera matado al instante.

Por cierto, que Zach por fin les confesará a Booth y Brennan que él no mató a nadie (tal y como le dijo a Sweets). No lo había dicho antes porque siempre tuvo la sensación de que si Gormogón se lo hubiera pedido, él hubiera matado, pero al verse incapaz de hacerlo durante con el forcejeo con el psiquiatra a pesar de estar en peligro su propia vida, se dio cuenta de que no era un asesino.

Booth y Brennan le prometen que harán lo posible para que se revise su caso a la vista de las nuevas evidencias.

Por otro lado, y también relacionado con Zach, nos enteramos de que llevaba tiempo hackeando las cuentas de correo de los miembros del equipo y que se había hecho pasar por una eminencia científica que era la última esperanza de Hodgins  para volver a caminar y con el que se había estado intercambiando correos.

Zach le dice a Hodgins que lo hizo porque pensaba que la esperanza era algo que ayudaba mucho en la recuperación de los pacientes pero que sus estudios le habían dicho que era muy poco probable, por no decir imposible, que volviera a caminar.

El episodio me ha gustado mucho porque han conseguido limpiar  la imagen de Zach (todo el asunto de Gormogón ha sido una de las peores tramas que se han hecho en esta serie y siempre me quedó un mal sabor de boca con lo que habían hecho con su personaje) y verle interactuar con Brennan siempre es muy entretenido.

Además, el becario de la semana ha sido Wendell, sin duda el mejor ayudante que ha tenido Brennan después de Zach, lo que también le da puntos positivos a este episodio. La escena en la que él y Brennan encuentran el cuerpo emparedado ha estado muy chula.

Por otro lado, me ha gustado mucho ver cómo Booth, al que Zach nunca le cayó especialmente bien (y el sentimiento era mutuo) ha sido quien finalmente ha creido que Zach era inocente y también que haya sido precisamente él quien le ha salvado.

Además, me ha encantado ver cómo Zach se ha dado cuenta de que él no es un asesino y ha sido esto lo que ha hecho que por fin haya confesado que no ha matado a nadie. Y también que haya intentado ayudar a Hodgins, dándole esperanzas aunque fuera por poco tiempo.

Da mucha pena que Hodgins no vaya a volver a andar, pero al menos la trama está resultando realista y no se han sacado de la manga una solución milagrosa para que vuelva a andar (por lo menos todavía).

Esperemos que los episodios que quedan de temporada (y de serie) sigan este buen nivel. Me va a dar mucha pena ver terminar esta serie porque a pesar de llevar tantas temporadas, sigue siendo de lo más entretenida.

LO MEJOR: Que Zach haya quedado parcialmente rehabilitado

LO PEOR: Por muy realista que sea, ver que Hodgins no va a volver a andar da mucha penita

PUNTUACIÓN: 9.5/10

sábado, 7 de enero de 2017

THE WALKING DEAD 7X08 HEARTS STILL BEATING


(contiene spoilers)

Por fin un episodio que puedo decir que realmente me ha gustado. Rick ha reaccionado y parece que se avecina una guerra contra Negan, que por cierto me ha cargado bastante menos que otros episodios, a pesar de sus sempiternos monólogos. Nos ha librado del cobarde de Spencer, lo que le hace ganar minipuntos, o más bien, en mi caso quitarle alguno de los minipuntos negativos que le tenía puestos.

Por un lado tenemos a Rick y a Aaron, que después de atravesar un lago/rio infestado de zombis, consiguen llegar a una barcaza en la que encuentran cosas que poder entregarle a Negan.

Pero una vez que vuelven a Alexandria se encuentran con Negan y sus matones, uno de los cuales le pega una brutal paliza al pobre Aaron por mirarle mal o algo (en serio, todos estos deberían ser devorados por los zombis de la manera más cruel posible).

Por si el estado en el que dejan al pobre Aaron fuera poco, cuando Rick se presenta ante Negan se encuentra un cuadro curioso.

A Spencer literlamente destripado enfrente de su casa después de que a Negan le sentara muy mal que Spencer fuera a verle para pedirle que matara a Rick y le pusiera a él en su lugar. Vamos, que hasta los psicópatas como Negan tienen su código de honor y eso de que alguien le pida que le haga el trabajo sucio para ponerse él de lider le parece bochornoso no, lo siguiente y como después de todo es un psicópata, pues así acaba Spencer. No diré que lo echaremos de menos. Un petardo cobarde menos al que aguantar.

También se encuentra a Olivia muerta después de que Rosita fallara al intentar matar a Negan con la bala que Eugene le había fabricado (Rosita le da a Lucille en su lugar). Y como ya sabemos como funciona Negan, no es Rosita quien paga las consecuencias sino otra persona que Negan deja a la elección de una de sus minions psicópatas y la pobre Olivia resulta ser la "afortunada".

Por cierto, que Negan también se lleva a Eugene porque eso de tener a alguien que fabrique balas parece bastante útil en el apocalípsis zombi. A Rosita es para darle de collejas, no sólo falla el disparo sino que consigue justo lo que Eugene le avisó que pasaría cuando en un principio se negó a fabricarle la bala.

Además, Rick también se entera de la aventura en modo GI Joe de su hijo y de que Negan ha estado jugando con Judith y comiendo en su casa.

Es por esto que, una vez que Negan y su panda de matones desagradables se marchan del lugar, Rick, Michonne, Tara, Rosita y Carl se van a Hilltop con intención de reunirse con Maggie y Sasha e informarles de que han decidido plantarle cara a Negan.

Allí, Rick se llevará la primera sorpresa agradable de todo el episodio y es que Daryl (posiblemente gracias a que Dwight y/o su mujer le hayan dejado la puerta abierta) y con ayuda de Jesus (que no pierde su pelazo ni en modo ninja infiltrado) ha conseguido huir y llegar a Hilltop.

Y llega el momento de los abrazos, Rick con Maggie, Michonne con Maggie y sobre todo Daryl con Rick, que el pobre poco menos que se le abraza como un koala (o como un hermano menor que necesita el apoyo de su hermano mayor) y que es lo más emotivo de lejos de todo el capítulo. Rick y Daryl venden de verdad que se consideran el uno al otro como hermanos y es una de las relacones más bonitas de ver de toda la serie.

El episodio termina con todos ellos, Jesus incluido, dirigiéndose a la mansión de Gregory, presumiblemente para dejarle bien clarito que quieren enfrentarse con Negan.

Eso si, no parece que vayan a ser ellos solos, porque Richard, la mano derecha de Ezekiel, va a ver a Morgan y a Carol para que le ayuden a convencer a Ezekiel de la necesidad de luchar contra Negan, porque ahora está respetando el pacto que tienen, pero cualquier día, se le cruza un cable y se pone a matar a gente.

Por supuesto ni Carol (que sigue con sus crisis) ni Morgan (que sigue en modo zen) le apoyan en esto, lo que pone de bastante mal humor a Richard, y con toda la razón. De todas formas, esto pinta a que, más pronto que tarde, Alexandria, Hilltop y el Kingdom se van a unir para librarse del psicópata monologante y sus minions repulsivos.

El episodio me ha gustado mucho. Si hasta Negan me ha cargado menos de lo habitual y dentro de su lógica psicopática me ha parecido muy coherente que se haya cargado a Spencer.

A ver, Rick le odia como el que más pero es el primero que se ha ido a jugarse la vida para buscar algo que darles para que no maten a más gente mientras que Spencer quiere autoerigirse en líder sin mover un dedo mientras que otros le hacen el trabajo sucio. Normal que Negan le haya despachado. En su lógica rara, tengo la sensación de que Negan "admira" a Rick, a Carl y hasta a Daryl.

Eso si, lo de Rosita es para estar dándole de collejas hasta el día del juicio final. No sólo por fallar el tiro (que anda que ya le vale) sino por hacer que maten a Olivia y que secuestren a Eugene. Si es que tenía que haberle hecho caso a éste en lugar de ponerle a caer de un burro y chantajearle para que le hiciera la bala.

Por cierto, los minions grimosos de Negan deben sufrir la más cruenta de las muertes porque son aún peor que él. La paliza sin venir a cuento que le han dado al pobre Aaron (que es un encanto de personaje), ha hecho que les aborrezca aún más de lo que ya lo hacía. Menuda gentuza.

Me alegro mucho de que Daryl haya escapado (aunque más le vale que Negan no lo encuentre) y no puedo sino admirar el pelazo de Jesus. Eso si, resulta igual de incoherente que Daryl tenga tanta mugre encima como que Jesus tenga el pelo tan estupendo en el apocalípsis zombi. Si parece un anuncio de Pantene con patas.

Por cierto, me ha dado mucha, mucha penita como se ha abrazado Daryl a Rick. Si es que debajo de toda la mugre y la bordería, Daryl es un cacho de pan que sólo quiere que le quieran y ha encontrado en Rick al hermano mayor que debería haber sido el suyo.

Que de Rick se podrán decir muchas cosas, pero que no adora a su gente y se dejaría matar por ellos desde luego no. Creo que es por eso y por lo buenísimo actor que es Andrew Lincoln que puedo perdonarle a Rick la multitud de decisiones estúpidas que toma, porque es el primero que se juega el cuello por quien sea. Por eso yo siempre digo, en el apocalípisis zombi, Rick siempre conmigo.

Otro que me ha caído muy bien es Richard. Me ha parecido muy coherente toda su argumentación (al igual que la postura de Ezekiel para intentar que la gente no muera). De hecho, creo que los habitantes del Kingdom van a hacer muy buenas migas con Rick y compañía. Lástima que hayan ido a conocer a los dos miembros del grupo en crisis existencial y que menos les pueden ayudar ahora mismo.

En fin, nos han dejado un pseudocliffhanger muy interesante que hace que la segunda parte de la temporada se presente bastante más interesante que la primera, que, salvo dos episodios, ha sido un tostón curioso.

LO MEJOR: Que el grupo haya decidido luchar, que nos hemos librado de Spencer, la reunión de Rick y Daryl

LO PEOR: Que Carol y Morgan sigan con sus crisis y no puedan ser de utilidad

PUNTUACIÓN: 9.5/10